Siguen restricciones por el coronavirus

Las autoridades de la ciudad china de Shanghái volverán al sistema de restricciones por barrios, de tal forma que los confinamientos más estrictos se limiten de nuevo a aquellas zonas con un mayor número de casos de COVID-19 y no sean medidas indiscriminadas.

Así lo ha anunciado este domingo un responsable sanitario de Shanghái, Zhao Dandan, quien ha confirmado que, a partir del 31 de mayo, los barrios pasarán a estar catalogados como de riesgo alto, medio o bajo. Las zonas sin casos confirmados en los últimos 14 días serán consideradas como de riesgo bajo, mientras que las autoridades mantendrán las mayores medidas de vigilancia en aquellos distritos con más de diez positivos o dos contagios locales.

En estas últimas ‘áreas restringidas’, así como en aquellas ‘áreas controladas’ –de riesgo medio–, los vecinos deberán permanecer en sus casas y someterse a un test al día durante dos semanas, según la agencia de noticias Bloomberg. Los contagios siguen bajando y este domingo se han confirmado 662 casos locales, por debajo de los 868 anunciados el sábado. Todos estos nuevos positivos corresponden a personas que se encuentran en instalaciones oficiales de aislamiento.

Las autoridades locales esperan que la vida vuelva prácticamente a la normalidad en Shanghái en la segunda mitad de junio y este domingo se han reabierto cuatro líneas de metro, en un intento por recuperar gradualmente la actividad en el transporte público.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.