Patologías vinculadas al abdomen

Similitudes y diferencias entre la gastritis y la dispepsia

Sentir algunas molestias digestivas o dolores en la zona abdominal son señales de gastritis o dispepsia. Por lo general, la gastritis se produce por la bacteria Helicobacter pylori, mientras que la dispepsia se manifiesta mediante lesiones producidas en el tracto gastrointestinal.

Existen una serie de molestias digestivas entre las que se encuentran dolor de estómago, ardor, acidez, náuseas y pesadez, que son atribuibles a la gastritis, aunque también pueden formar parte de otra enfermedad: la dispepsia.

Pero, ¿qué son estas enfermedades? En primer lugar, la gastritis es una inflamación que se produce en la mucosa gástrica. No existe un único motivo por el que esta se genera y esta inflamación puede ser aguda o crónica. Por su parte, la dispepsia se vincula con las molestias o el dolor en la parte alta del abdomen.

Se debe tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones la gastritis se desarrolla de manera asintomática.

Al ser ambas enfermedades diferentes, sus causas también lo son. Refiriéndose a la gastritis, la crónica se desarrolla en mayor medida a causa de la bacteria Helicobacter pylori. Además, puede producirse gracias a otros elementos que provoquen infecciones o los propios agentes químicos, como la bilis por ejemplo, aunque esto no es muy frecuente.

Con respecto a la dispepsia, esta se puede manifestar a través de lesiones producidas en el tracto gastrointestinal. Esta patología puede ser causada por la gastritis provocada por la bacteria Helicobacter pylori, la ingesta de fármacos que son utilizados para tratar el dolor o la inflamación, la presencia de úlcera péptica, la enfermedad por reflujo gastroesofágico y algunos tumores.

Según explicó al portal español Cuidate Plus el jefe de grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (Ciberehd) en la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, Ángel Lanas, frecuentemente las personas asocian el estrés con la gastritis y la dispepsia.

“No tiene nada que ver con la gastritis histológica -es decir, con lesiones en la mucosa gástrica-, ni con la producida por (la bacteria) Helicobacter pylori o con otras formas”, destacó. A su vez, afirmó que “el estrés o las situaciones emocionales de las personas podrían tener relación con la dispepsia funcional en algunos casos”.

En líneas generales, la gastritis producida por Helicobacter pylori es crónica, pero existe la posibilidad de realizar un tratamiento eficiente para combatir la bacteria que consta de combinar diversos antibióticos. Esto debe ser siempre recetado por un especialista.

Por otro lado, la forma de tratar la dispepsia depende de la manera en que se produzca; por lo general con “la administración de antisecretores como los inhibidores de la bomba de protones suele ir bien”, subrayó. Dentro de esta patología, la funcional es más compleja de tratar. Para su tratamiento puede ser necesaria la ingesta de algún fármaco “que favorezca el vaciamiento gástrico o, incluso, fármacos psicotropos a dosis bajas”, explicó el especialista.

La eliminación de Helicobacter pylori puede realizarse mediante la ingesta de antibióticos. De esta manera se pueden evitar, además de la gastritis, todas las complicaciones que causa esta bacteria.

+datos:
Si bien existen personas que asocian la dispepsia con el consumo de ciertos alimentos, “no existen bases científicas sólidas que lo justifiquen”, dijo el jefe de grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (Ciberehd) en la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, Ángel Lanas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos