Simone Biles se une a las filas de competencia por la final de barra de equilibrio

«Estamos muy emocionados de confirmar que verán a dos atletas estadounidenses en la final de la viga de equilibrio mañana», anunció la federación estadounidense.

La gimnasta norteamericana, Simone Biles, llamada a ser la gran estrella de los Juegos Olímpicos y que pasará a la historia por un gesto que ha ayudado a la salud mental a salir del armario, se ha inscrito para la última prueba de barra de equilibrio, en la que es la vigente campeona del mundo y fue bronce en Río.

Desde que dio un paso al lado en la final por equipos y explicó que renunciaba al concurso completo por equipos e individual para priorizar su salud mental, había la incertidumbre de saber si volvería a competir en Tokio.

Su inscripción en la última final ha despertado la euforia en su selección. «Estamos muy emocionados de confirmar que verán a dos atletas estadounidenses en la final de la viga de equilibrio mañana: ¡Suni Lee y Simone Biles! ¡No podemos esperar a verlas a ambas!», anunció la federación estadounidense.

Simone notó en el ejercicio de salto de potro una pérdida de confianza, afectada por la presión y un problema de «pérdida de figura», o pérdida de referencia en el espacio, que la pone en peligro en las acrobacias.

La gimnasta compartió en su Instagram vídeos de sus entrenamientos en los que se la veía caer sobre las colchonetas de espaldas, para evidenciar el riesgo que suponía competir en esas condiciones no solo para su salud mental sino también física.

Tras descartar la final de asimétricas el domingo porque aún no se veía con fuerza, decidió apuntarse en la de barra de equilibrios, donde hay menos giros que en suelo o salto, dos de las tres finales a las que renunció.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna