Ni a tu hijo, ni a tu perro

Sistema para no olvidarse del perro en un auto

Las personas que suelen viajar con sus animales suelen pasar largos períodos de estrés o realizan de manera impulsiva actividades que en la rutina diaria no son aceptables, por eso se creó un sistema para no olvidar a tu perro en un auto.

Este sistema fue lanzado en la ciudad española Sevilla, según consignó el diario español La Vanguardia. Allí, en verano, las personas suelen desmayarse por los altos picos de calor. 

Un coche al sol en verano luego de unos 60 minutos puede provocar que un golpe de calor en un ser humano o una mascota un desmayo o desavenencia en 15 minutos. Las ventanas abiertas son, según indicó el periodista Alejandro Mejías, una posibilidad descartada. 

No es habitual que alguien olvide a su mascota o a su hijo en el asiento trasero del coche y se vaya por ahí, pero se han dado algunos casos que han terminado en tragedia. Por eso algunos fabricantes de coches han tomado cartas en el asunto. 

Los últimos modelos de Ford, de General Motors y marcas asiáticas como Honda, Mazda, Toyota, Nissan, Kia y Hyundai, traen un nuevo sistema de seguridad: Alerta de Ocupante Trasero, el cual se activa cuando al bajarte del coche los asientos traseros detectan un peso que podría ser el de un niño o un perro y el auto comienza a pitar, como cuando se deja las luces encendidas. 

De esta forma, el despiste tendría que ser mayúsculo para que ocurra alguna desgracia. Además, en el panel delantero se enciende una luz que te dice exactamente a qué se debe el pitido del coche. 

Los fabricantes también venden esta tecnología como una forma de evitar robos, ya que también pasaría si dejas algo a la vista con cierto peso. Dejar objetos como valijas o bolsos puede ser un reclamo atractivo para los ladrones. 

Consejos para viajar con tu perro en auto

La seguridad es una de las primeras acciones a revisar. No solo la del animal sino la de los demás ocupantes del vehículo. Los canes no pueden ir en el asiento delantero y mucho menos sobre la falda de quien conduce. No se recomienda que vaya suelto en el asiento trasero, ni en los brazos de alguien. Lo más adecuado es colocarle un cinturón de seguridad o hacerle una cama.

En este sentido, las medidas sirven para que cuando haya un movimiento brusco el perro no se vea afectado. Para viajar con un perro en auto existen cinturones especiales. Estos fueron creados para que el perro esté doblemente sujeto y en caso de un accidente no se moverá del lugar. 

Otra alternativa es que en caso de que el can sea pequeño se puede colocarlo en un transportín especial para convertirlo en un espacio cómodo con mantas o almohadones y quizás un juguete. 

En caso de que el animal sea de tamaño mediano o grande con varios arneses. La idea es poder envolver el asiento con una manta o sábana plástica. De esta manera, evitará que el automóvil se llene de pelos o de suciedad. Además, puede ser una excelente idea si el animal hace sus necesidades o vomita. 

Más datos:
El arnés es bastante efectivo ya que puede adaptarse al cinturón de seguridad. Existen dos tipos: enganche simple y doble. Se recomienda el de dos ya que evita el desplazamiento del perro en caso de algún inconveniente. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos