Sobre la Lactancia Materna

Esta es la Semana Mundial de la Lactancia Materna (del 1 al 7 de agosto), con el lema: "Proteger la lactancia materna, una responsabilidad compartida".

Los trabajos y las campañas que se realizan en este contexto pretenden generar consciencia sobre la importancia de la lactancia materna, la salud de los bebés y lo relevante de cuidar y fomentar el vínculo entre madre e hijo durante ese proceso.

Se trata de una etapa muy importante tanto para las madres que amamantan como para los bebés, ya que no solamente se da un momento de nutrición, sino que el contacto físico, el afecto y la presencia de la voz de la mamá generan sensaciones de calma y seguridad en el bebé que serán básicas y muy relevantes en su proceso de crecimiento y desarrollo.

Además, poder amamantar ni bien nace el bebé ayuda a la mujer en su recuperación inmediatamente después del parto. El momento de disponerse a amamantar requiere cuidado, dedicación y disfrute. Si bien muchas veces las mujeres amamantan en medio de otras actividades, con ciertos apuros o no tan cómodas, el hecho de poder realizarlo tranquilas, cómodas y dedicadas resulta mucho más beneficioso tanto para la mujer como para el bebé.

El mejor alimento para el recién nacido en sus primeros meses de vida es la leche materna, a través de ella la madre le otorga todos los nutrientes que el bebé necesita en esa etapa de su desarrollo. Sus defensas se ven mucho más fortalecidas a través de la nutrición de la leche materna, es por esto que también es muy importante el cuidado y la buena alimentación de la madre.

Si bien toda madre está apta y capacitada para dar el pecho a su bebé, existen algunas recomendaciones que sugieren los especialistas que pueden beneficiar y favorecer ese vínculo entre madre e hijo. Por ejemplo colocar al bebé sobre el pecho de su mamá ni bien nace es fundamental para comenzar a conocerse y practicar el amamantamiento. En ese momento el bebé suele tener un reflejo de succión más fuerte, por lo que es una buena oportunidad para comprobar el agarre y verificar la succión.

Por otro lado resulta favorable ir alimentando al recién nacido con ambos pechos para estimular la producción de leche y que el bebé reciba todo el alimento necesario. Solicitar asistencia o ayuda a entendidos en el tema es muy importante ante situaciones donde exista cierta dificultad a la hora de amamantar. El entorno que rodea a la madre resulta fundamental tanto para ella como para su hijo.

¿Por qué?, porque no es lo mismo alimentar al bebé en un entorno ruidoso, estresante, lleno de estímulos, que hacerlo en un lugar agradable, cómodo, en calma y en donde el foco de concentración sea ese momento tan especial de contacto, comunicación y afecto. Por otro lado, las emociones y los pensamientos que estén presentes en la mamá serán determinantes en la calidad de ese momento y en el propio proceso de nutrición. El bebé logra captar si su mamá está nerviosa, angustiada, preocupada, apurada, o si se encuentra en paz, alegre y disfrutando. Son detalles que hacen grandes diferencias y muchas de ellas son clave en la evolución y desarrollo del niño.

Por su parte, el Ministerio de Salud Pública, a través de su página Web, (https://cutt.ly/PQvbksG), aporta más información sobre este tema. A continuación compartimos parte de los que informa:

«La promoción del apoyo familiar y comunitario a la lactancia, además de la no discriminación a las madres lactantes, es uno de los objetivos del trabajo del Ministerio de Salud Pública (MSP) en este tema. Esta es la Semana Mundial de la Lactancia con el lema: «Proteger la lactancia materna, una responsabilidad compartida».

A lo largo de la semana se harán presentaciones de distintas aristas del tema con expertos de las diferentes áreas; el director general de la salud del MSP, Miguel Asqueta, celebró el intercambio de información en un área de la salud que es fundamental para el futuro de los bebes en varios aspectos, entre los que el jerarca eligió señalar la inmunización a través del pasaje de anticuerpos de la madre al hijo, muchos de los cuales permanecen durante toda la vida. Asqueta también resaltó la influencia que tiene la lactancia en la aparición, o no, de enfermedades crónicas no trasmisibles puesto que depende, en muchas ocasiones, de la nutrición del bebe.

Alicia Fernández, responsable del Área Programática de la Niñez del MSP, destacó, por su parte, los beneficios que tiene la lactancia para la prevención de algunos cánceres en la mujer, las bondades de la técnica «abrigo-tetanalgesia» que permite aliviar el dolor del lactante frente a algunas intervenciones médicas como la vacunación y la importancia de la capacitación en buenas prácticas al momento del amamantamiento.

Fernández también recordó que en las ocasiones en las que las madres no puedan llevar a la práctica la lactancia del bebe, como es el caso de las madres de HIV, por ejemplo, la leche humana a la que se accede gracias a los Bancos de leche son la mejor alternativa.

Laura Fazio, coordinadora de lactancia del MSP, recordó que la Organización Mundial de la Salud recomienda iniciar la lactancia antes de que se cumpla la primera hora de vida y que sea el alimento exclusivo para el recién nacido hasta los 6 meses. Luego lo recomendable es mantenerla de forma complementaria a medida que se van agregando otros alimentos a la dieta del bebe.

El MSP brindó un curso sobre las Buenas Prácticas de Alimentación del Lactante y el Niño Pequeño para que los participantes adquirieran competencias y habilidades que luego pudieran implementar en maternidades, consultorios y otros ámbitos en los que se trabaja con lactantes, niños pequeños y sus familias (…)».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Pura Vida