Soul food: ¿qué es y cuáles son sus características?

El soul food se refiere a un tipo de gastronomía estadounidense propia de la cultura afroamericana. Se trata de una comida que tiene sus orígenes en la esclavitud. Su base es casi siempre la carne, la harina de maíz y la melaza.

En concreto, la carne suele ser cerdo y la melaza un subproducto de la caña de azúcar. ¿Cuáles son sus características? ¡Sigue leyendo para saber más!

Orígenes de soul food

Los orígenes no están claros. Solo se sabe que se desarrolló por los esclavos. En su mayoría, los ingredientes surgían de lo que les sobraba a los blancos. Así pues, este tipo de gastronomía surgió del estilo de vida que llevaban los esclavos. Algunos trabajaban en campos de recolección y otros en casas de familia.

Aquellos que tenían labores domésticas debían adaptar su cocina convencional a los ingredientes americanos. Entre tanto, los que laboraban en campos de recolección se acostumbraron a un estilo de vida más rudimentario, como la pesca de barbos en horas nocturnas y el cocinado de pan de maíz en sartén.

Entre 1865 y 1910 la comida entre los blancos pobres y los negros era igual. Hasta que en 1910 los esclavos emancipados migran hacia el norte. Allí, se originan establecimientos de comida que les hacían añorar a los afroamericanos su cultura y el sur. En ese momento surge la soul food como etiqueta.

Aunque adoptan platos americanos, siempre incluyen en sus menús platos del sur. Recuerdan a los orígenes sureños mezclados con los africanos.

Ingredientes comunes en el soul food

Hay una larga lista de ingredientes que integran las recetas de la soul food. La base suele ser el arroz, el sorgo y el gombo, propios de África. Al llegar a América, los amos solían alimentar a los esclavos con lo que fuera. Entonces, comían restos de la plantación, como nabos, remolachas y dientes de león.

También integraban a su dieta las vísceras y cortes desechados, como manitas de cerdo, rabo de buey, intestinos, orejas, tripas y piel. Añadían cebolla, ajo, tomillo y laurel. Nada se desperdiciaba. Con las sobras del pescado hacían croquetas, con el pan duro budín y salsa con el agua de las verduras cocidas. Era común el uso de harina de maíz y manteca de cerdo en las recetas.

Soul food y la salud

Al tener mucha comida con grasas, alimentos fritos, bebidas endulzadas y carnes procesadas, la mayoría de los platos no son saludables. El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) asegura que los afroamericanos entre 18 y 49 años tienen más posibilidades de morir de enfermedades cardíacas que los de raza blanca.

Las personas de raza negra de 35 a 54 años tienen un 50 % de probabilidad de padecer presión arterial alta. Sin embargo, esto no quiere decir que este tipo de comidas no puedan convertirse en saludables.

Usar cereales integrales

Algunos platos de la soul food incluyen harinas, como los macarrones con queso o el pan de maíz. Se recomienda cambiarlos por granos integrales porque ayudan a controlar el peso y la salud intestinal.

Los cereales integrales son el trigo integral, el arroz integral, la avena, el sorgo, el fonio y la cebada. Para hacer un plato más saludable, puedes sustituir el arroz blanco por el arroz integral. Cuando hornees, usa harinas integrales y evita los alimentos comerciales o envasados.

Condimenta con verduras, hierbas y especias

El uso elevado de sodio se asocia con el riesgo de padecer hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas. Las comidas de la soul food suelen tener alto contenido de sal, ajo y condimentos.

Condimentar los alimentos con cebolla, ajo, hierbas y especias reduce el contenido de sodio y potencia el sabor. Agrega hierbas frescas al final de la cocción y hierbas secas al principio.

Cambia los métodos de cocción

Las altas temperaturas como freír, hornear, asar y la parrilla pueden introducir productos químicos como aminas heterocíclicas de acrilamida e hidrocarburos aromáticos policíclicos. Se trata de sustancias cancerígenas.

Se recomienda retirar la grasa visible y las partes carbonizadas de los alimentos antes de comer. Cocina al vapor o saltea las verduras en vez de freírlas. Marina las carnes en frutas, jugos cítricos, vinagre, cebollas, hierbas y especias. Si debes freír, elige un aceite como de canola, maní, etc.

Sí hay métodos saludables para disfrutar de la soul food. Todo se trata de saber cocinar los ingredientes, cambiar un poco la receta y usar ingredientes más saludables.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Pura Vida