Sudán: ascienden a cuatro muertos y casi 350 heridos por la manifestación

Las mayores aglomeraciones se dan en Jartum, capital de Sudán, frente al Palacio de la República, donde está la presidencia del país africano

Sudán

La cantidad de fallecidos aumentó a cuatro manifestantes y casi 350 personas fueron heridas durante una protesta celebrada el jueves en la ciudad sudanesa de Omdurmán, cerca de la capital, informó este viernes la policía de Sudán.

«En la provincia de Jartum, cuatro personas murieron en el distrito de Omdurmán, 297 manifestantes resultaron heridos y 49 policías también sufrieron heridas», dice el comunicado publicado en Facebook.

La nota señala que hubo más heridos durante las protestas celebradas en otras provincias pero sin fallecidos.

Miles de personas llevan reuniéndose varias semanas en ciudades de Sudán para protestar por el acuerdo entre los militares y el primer ministro, Abdalla Hamdok, así como contra las autoridades militares.

Las mayores congregaciones se realizan en Jartum, la capital sudanesa, donde las protestas ocurren casi todas las semanas frente al Palacio de la República, donde se ubica la presidencia del país.

El pasado 25 de octubre, tras semanas de creciente tensión entre facciones rivales y una serie de protestas callejeras, el Ejército de Sudán arrestó a varios miembros del Gobierno, incluido Hamdok, que al día siguiente se lo puso bajo arresto domiciliario.

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y presidente del llamado Consejo Soberano, Abdul Fatah al Burhan, anunció la disolución de este organismo de transición y del gabinete de Hamdok, así como la imposición del estado de emergencia en Sudán.

A la vez, aseguró que los cuerpos de seguridad continuarían con la transición democrática hasta el traspaso del poder a un gobierno civil y prometió garantizar elecciones en julio de 2023.

El reconstituido Consejo Soberano de Sudán, nuevamente con Al Burhan al frente, empezó a trabajar el 11 de noviembre.

El 21 de noviembre, Al Burhan y Hamdok firmaron un acuerdo político que estipula el regreso del primer ministro depuesto al cargo y la liberación de todos los presos políticos en el país.

La Asociación de Profesionales Sudaneses, gremio que se opone a las autoridades militares, rechazó el pacto por su parte, al calificarlo como un acto de «traición». (Sputnik)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo