Sunca realizó paro nacional parcial

La caravana en Montevideo comenzó en la zona del Obelisco y sumó a trabajadores de la zona metropolitana.

Fuente: Facebook Oficial

También se manifestaron a lo largo y ancho del país. El destino de los reclamos fue el palacio Legislativo y Torre Ejecutiva por «más inversión».

El presidente del Sindicato Único de la Construcción y Anexos (Sunca), Daniel Diverio, señaló al medio periodístico Telemundo que el eje central pasa por «la caída de la inversión pública», que provocó «una pérdida importantísima en los puestos de laburo».

Desde el Sunca consideran ineludible «empezar a delinear una fuerte inversión pública que permita sostener esa caída», porque «está claro que va a ser una situación compleja si no hay una realidad diferente». El presidente del Sunca afirmó que durante el año 2020 existió una caída del 18% en la inversión pública.

Posteriormente afirmó que «los sectores más carenciados» se vieron afectados por un recorte del 30% en viviendas de Mevir. «Se construían un promedio de 6.000, y se van a construir 3.500 o 4.000», lo que también provoca la pérdida de puestos de trabajo en la construcción, indicó.

Diverio reconoció sin embargo que «hay una fuerte promoción a la vivienda promovida que son construcciones de vivienda de alto costo que generan empleo», pero afirmó que «se está despejando la construcción de vivienda para aquellos sectores que realmente precisan».

El Sunca, según apuntó Diverio a Telemundo, buscará dialogar con ediles de algunos departamentos donde «hay algunas dificultades para que se voten los fideicomisos para la construcción de obras. «Queremos analizar los argumentos políticos de por qué no se votan», pero apuntó que «permitirían generar una base de empleo importante» para el sector. «Queremos hablar primero con los ediles y que nos den los argumentos que tienen ellos y por qué no lo quieren votar, pero yo creo que eso hay que discutirlo más en profundidad», expresó.

1 Comentario

  1. Reclaman por fuentes de trabajo y cuando las hay las paralizan. Lo de UPM mostró la barbarie a la que se puede llegar:
    300 empresas paradas durante una semana por un «acoso laboral» a una funcionaria en una de ella. Y el malón no dejó entrar a trabajar a los extranjeros. Los trabajadores tuvieron serias pérdidas económicas. Eso no es «lucha sindical», es intimadación.La imagen que pasan para el exterior es deplorable y no favorece captar inversiones………………….. Esperemos ahora que el combativo ADEOM defienda a la compañera Legrand acosada por Alejandra Casablanca. La cosa venía de antes: el asesor de la Intendencia Gabriel Romano le había pedido a Bonomi informaciones para saber si Legrand tenía algún «conflicto» para poder enchastrarla. Como hizo Tabaré con el colono. Típicas técnicas aprendidas de los leninistas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales