Tacuarembó se posiciona como una de las opciones del norte

La historia, la cultura y la naturaleza son tres de los aspectos que se dan la mano a la hora de realizar turismo en Tacuarembó. En el departamento donde se dice que nació Carlos Gardel, se encuentra el teatro construido por su padre, y lugares para disfrutar de jornadas al aire libre.

Teatro Escayola

Construido por el padre de Carlos Gardel, coronel Carlos Escayola, jefe Político y de Policía de Tacuarembó, para ser destinado a teatro, fue inaugurado en la Villa de San Fructuoso, hoy Tacuarembó, el 31 de mayo de 1891, época en que la zona era bautizada la “California del Sur”, por la fiebre del oro y el esplendor provocado por el éxito de las minas aurificas.

La base del diseño del ingeniero Víctor L’Olivier, enviado a nuestro país por el consorcio francés que explotaba las minas de oro de Cuñapirú y de Corrales, fue la que se utilizó para su construcción.

A mediados del siglo XX, se cerró definitivamente después de 62 años de actividad. Luego de ser una propiedad privada en la que funcionó una imprenta, en 2015 la Intendencia de Tacuarembó adquirió el edificio y desde entonces es utilizado como Centro Cultural. En 2018, el Gobierno Departamental decidió restaurarlo para revitalizar Tacuarembó.

Panteón de Escayola

El panteón de la familia Escayola, erigido por el coronel Escayola en 1887, fue declarado Monumento Histórico Departamental en el año 1980. El sepulcro contiene en el centro, una inscripción que dice “Sepulcro de Carlos Escayola y familia 1887”. Allí están sus tres esposas: Clara, Blanca y María Lelia (madre de Gardel). Además, a la izquierda, descansan las tres suegras, la argentina Juana Sghirla y el cónsul italiano Juan Oliva.

Parque Presidente Manuel Oribe

El parque Presidente Manuel Oribe, contiguo al balneario lporá, tiene una superficie de 600 hectáreas, parte de ellas forestadas. Además de la gran variedad de árboles que posee, cuenta con un lago de 37 hectáreas habilitado para la práctica de deportes acuáticos. En el parque también funciona el Vivero Municipal, que está abierto a visitas.

Debido a las características ondulatorias del terreno, se estudia cuidadosamente su forestación, investigándose qué variedades y en qué zona se plantarán para que surtan el efecto y los resultados deseados. Es visible el cuidado de esta enorme extensión de tierra y el elevado número de árboles que ya están plantados en ella.

Gruta de los Helechos

A 11 kilómetros de la ciudad encontramos la “Gruta de los Helechos”. Al llegar al predio, se debe caminar un kilómetro. El paisaje va cambiando a medida que se va avanzando hacia la gruta. La vegetación cambia de manera abrupta y espectacular; se percibe un ambiente más húmedo y una vegetación mucho más frondosa.

Sin duda el gran atractivo del lugar es la gran variedad de Helechos de tamaños inusuales donde encontramos especies que superan el metro de diámetro y otros muy pequeñísimos. Hay ejemplares que alcanzan alturas de hasta cuatro metros.

Cuenca de Laureles y del Caña

La Cuenca del Laureles y del Caña discurre sobre la Cuchilla de Haedo, situada al norte del departamento. De marcada cultura fronteriza, es un paisaje de gran belleza paisajística conocido como Quebradas de la Cuenca Basáltica y donde el Grupo de Desarrollo Quebradas del Laureles muestra como preservación y desarrollo pueden ir de la mano. La autenticidad del paisaje y del campesino conviviendo en valles escarpados y profundas gargantas, donde confluyen nacientes de ríos y arroyos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos