Tokio reconocerá a las parejas del mismo sexo

Los activistas lo llamaron un «primer paso bienvenido» pero señalaron que todavía queda un largo camino por recorrer.

Tokio

El gobierno de la capital japonesa, Tokio, es ahora la novena de las 47 prefecturas en aprobar una legislación que otorga derechos y protección a las parejas del mismo sexo. El activismo local celebró la medida, pero recordó que la igualdad llegará con el matrimonio igualitario.

Hasta el momento, 16 de los 62 municipios de Tokio ya habían adoptado el cambio, y el distrito de Shibuya en 2015 se convirtió en el primero. La política ahora se aplicará en toda la capital.

El reconocimiento tardó mucho en adoptarse en todo el país, en medio de una aceptación cultural muy gradual en Japón y en toda Asia, en una sociedad históricamente conservadora y tradicionalista. Aún así, el cambio de política es digno de mención.

Japón es el único país del Grupo de las Siete economías más grandes (G7) que no reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo. Taiwán es la única nación o territorio asiático que los legaliza.

Los activistas lo llamaron un «primer paso bienvenido» pero señalaron que todavía queda un largo camino por recorrer hasta que puedan disfrutar de plenos derechos iguales a las parejas heterosexuales casadas.«Siento que mi identidad finalmente está siendo reconocida después de 40 años», dijo Fumino Sugiyama, activista transgénero y copresidente de Tokyo Rainbow Pride, quien se desempeña como asesor LGBT de Shibuya.

Derechos otorgados

Estos derechos se aplicarán a cualquier relación entre personas mayores de 18 años, sin importar el sexo de su pareja. Donde al menos una persona debe vivir o viajar a Tokio para trabajar o estudiar.

El cambio significa que a partir de noviembre, a las parejas del mismo sexo que registren su unión se les otorgarán ciertos derechos que antes se les negaban, incluido el derecho a vivir juntos en viviendas públicas y visitar a su pareja en los hospitales. Pueden registrar su relación por Internet sin necesidad de visitar una oficina gubernamental, para permanecer en el anonimato, y también incluir a sus hijos en su registro.

El año pasado, la legislatura nacional japonesa se negó a aprobar una ley que protegía a las personas LGBT+ de la discriminación, cuyos promotores esperaban que llegara a tiempo para los Juegos Olímpicos de Tokio, cuyo tema se centraba en la diversidad y la inclusión.

En una entrevista el miércoles, la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, dijo que espera que la decisión del municipio de Tokio con respecto a las parejas del mismo sexo sentara las bases para un «cambio duradero».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.