Trucos de decoración que pueden mejorar tu salud

¿Sabías que la decoración de la vivienda y la salud de quienes viven allí pueden tener una relación muy estrecha? Aprende a conocer los elementos que mejoran la salud en el hogar.

Los espacios que habitamos, y los elementos y objetos que los componen, tienen una importante influencia en las personas. No obstante, no es común que reflexionemos sobre cómo la decoración puede mejorar la salud.

El interiorismo no solo busca mejorar las condiciones estéticas de los espacios, sino que además se fija en las necesidades técnicas, de utilidad y de comodidad. En relación con esto, la idea es aprovechar los lugares y sacar su máxima potencialidad para generar bienestar y confort.

Las condiciones favorables del ambiente que fomentan una salud integral, incluyendo aspectos psicológicos y emocionales, son cada vez más importantes. ¡La decoración no se queda fuera de este campo!

¿Cómo influye la decoración para mejorar la salud y el bienestar?

Una investigación titulada Arquitectura y salud. Aprendiendo de la enfermedad, señala que el diseño de los espacios ha variado en el tiempo de acuerdo a las necesidades de la época. En este sentido, la arquitectura ha estado bastante influida por las diversas pandemias y enfermedades. En conclusión, los diseños que conocemos hoy están determinados por cuestiones de higiene.

Por otro lado, existe un concepto conocido como interiorismo emocional, que se ha vuelto popular en los últimos años. Se trata de entender cómo ciertos elementos favorecen la aparición de emociones en las personas.

Asimismo, una decoración estratégicamente pensada para fomentar la salud también está relacionada con el cuidado del medio ambiente y un estilo de vida más sostenible. La decoración debe favorecer un desplazamiento cómodo y seguro por los espacios de la vivienda.

Trucos de decoración para mejorar la salud

Pese a que la salud es un tema que solemos relacionar con los médicos, los dentistas y los psicólogos, cada vez las ciencias se inclinan por tener un enfoque más integral e interdisciplinar. En este sentido, la decoración ha empezado a vincularse con el bienestar.

Elige los colores correctos: Los colores tienen una importante influencia en el estado de ánimo de las personas. De hecho, existe un campo de estudio conocido como psicología del color, que analiza cómo nos comportamos o reaccionamos a los estímulos de los diversos tonos.

Un artículo titulado Estímulos y experiencias cromáticas en el espacio interior, señala que una buena elección en la selección cromática de los espacios resulta favorecedora para la vida de las personas que habitan la vivienda. Además, agrega que el color tiene la cualidad de transformar el ambiente.

Por ello, antes de pintar la casa o cualquier habitación, es conveniente consultar qué efecto tendrá la tonalidad deseada sobre los estados de ánimo. Los colores muy saturados generan agitación. Por eso, el rojo o el naranja son recomendados para hacer pequeños acentos y no para grandes áreas. El azul, por otro lado, trae relajación y tranquilidad.

Fíjate en la ergonomía: Esta recomendación es importante cuando se va a diseñar un espacio para trabajar en casa. La elección de las sillas, los sofás, las mesas y las camas, con sus respectivos colchones, debe hacerse para favorecer una buena postura. De esta forma, es posible evitar lesiones en los músculos, inflamación en el cuello y tendinitis en los brazos, entre otros trastornos.

Ten una iluminación adecuada: Cuando se realiza un proyecto de decoración, la iluminación es uno de los aspectos más esenciales. Existen dos tipos: la artificial y la natural. Para generar bienestar y salud en el hogar, es necesario que exista una combinación de ambas.

Por un lado, el contacto con la naturaleza es fundamental para los seres humanos, en vistas a evitar el agotamiento. La iluminación natural ayuda a mantener los ritmos circadianos y a poseer unos niveles adecuados de vitamina D.

Por otra parte, la iluminación artificial ayuda en los espacios cuando la luz natural ya no está o es insuficiente. La iluminación general permite establecer condiciones básicas para garantizar seguridad y tranquilidad en los desplazamientos. Además, permite que el esfuerzo visual sea el adecuado, en especial cuando se trabaja.

Crea una zona para la relajación y el deporte: La salud mental es un tema sobre el que cada vez se está haciendo más énfasis. Al respecto, resulta muy favorecedor tener una zona para la relajación en casa.

Este espacio puede diseñarse para realizar una afición, para practicar deporte o hacer meditación. Lo más importante es que te sientas cómodo en él y te traiga paz.

Mantén niveles adecuados de humedad: La humedad ambiental tiene un impacto directo en la salud. A lo largo del año, con las estaciones o las temporadas de lluvia y sequía, los niveles de humedad cambian.

Sin embargo, existen eliminadores de humedad o humidificadores que ayudan a mantener unos niveles adecuados y estables. Lo mejor de todo es que también los puedes encontrar con diseños bonitos.

Elimina los tóxicos: En los recientes años se ha investigado más sobre la presencia de materiales y componentes tóxicos en los elementos cotidianos. Uno de los materiales más cuestionados ha sido el plástico. De hecho, algunas tendencias decorativas que abogan por un consumo más sostenible se inclinan por tener espacios libres de plástico.

Asimismo, una gran cantidad de velas aromáticas decorativas y ambientadores tienen sustancias tóxicas que han sido asociadas con daño en los pulmones y hasta con cáncer. En conclusión, si quieres tener una decoración para mejorar la salud, debes evaluar la composición de los objetos y no solo su valor estético.

Utiliza la naturaleza: Como seres humanos hacemos parte de la naturaleza y cada vez nos hacemos más conscientes de la importancia de estar en contacto con ella y protegerla. Una investigación publicada en el Journal of Physiological Anthropology analizó si la interacción con plantas de interior podría reducir el estrés psicológico y fisiológico, por su influencia en el sistema nervioso.

Los hallazgos de dicha investigación señalaron que la interacción activa con plantas de interior puede reducir el estrés. Esto se logra mediante la supresión de la actividad del sistema nervioso simpático. De acuerdo con esto, es conveniente tener plantas en el hogar o espacios que fomenten la interacción con la naturaleza.

Mantén limpios los espacios: ¡Es imposible relajarse en un ambiente desordenado y sucio! Este es un punto que no tiene mucha discusión.

Sin embargo, la suciedad y el desorden no solo tienen un efecto negativo sobre el estrés y la salud mental, sino que también pueden resultar muy perjudiciales para el organismo. En un ambiente con suciedad es más fácil que proliferen bacterias.

¿Cómo una mala decoración afecta la salud?

La decoración para mejorar la salud tiene un impacto importante en el bienestar general de las personas. Sin embargo, es importante que conozcas que una mala decoración o un mal diseño de los espacios, también puede afectar negativamente.

Si hay una saturación de objetos, por ejemplo, se pueden alterar los estados de ánimo. Esto también está relacionado con la ergonomía visual. Si hay demasiados elementos distractores y una mala iluminación, se fomenta el cansancio y el agotamiento.

Además, hay algunos objetos que usamos con frecuencia en el hogar que pueden contener tóxicos, como los ambientadores. Los colchones o los sofás, si se encuentran en mal estado, generan problemas musculares y lumbares.

En los casos más extremos, una decoración inadecuada puede poner en riesgo la integridad de las personas. Esto es común cuando se tienen bebés o niños pequeños en el hogar. Por ejemplo, cuando hay objetos de vidrio susceptibles a romperse en su presencia.

Ajusta los espacios a las necesidades de las personas

Ahora que conoces cuál es la influencia de la decoración para mejorar la salud, con seguridad tendrás interés en hacer algunos cambios en tus espacios. Es importante que tengas en cuenta que los lugares, al igual que las personas, se transforman a lo largo del tiempo.

Las etapas de la vida suelen estar marcadas por necesidades diferentes. Para ejemplificar, piensa que no es lo mismo un cuarto para un bebé que para un adolescente. Asimismo, los ancianos pueden tener necesidades especiales de movilidad.

Incluso, la casa puede adaptarse a las diferentes profesiones de los miembros del hogar. Por ejemplo, un estudio o zona de trabajo de un diseñador debe tener características diferentes a las que requiere un abogado.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Pura Vida