La biología increíble

Un animal vuelve a la vida tras 24 mil años congelado

Un rotífero de clase bdelloidea, un ser pluricelular que solo se puede observar con telescopio, es un animal conocido por su capacidad de supervivencia que incluye dormir durante mucho tiempo pese a llegar a desecarse, congelarse, sufrir inanición y la falta de oxígeno.

Así se define a este animal que pasó unos 24 mil años congelado para volver a la vida. En el portal Noticias de la Ciencia detallan que un equipo internacional de Stas Malavin, un laboratorio de Citología del Suelo en el Instituto de Problemas Físico Químicos y Biológicos de la Ciencia del Suelo en Rusia, descubrió la existencia de estos animales. 

Radicados en Siberia, los rotíferos pueden sobrevivir a toda clase de condiciones climáticas y morfológicas. Estos animales pueden resistir decenas de miles de años en criptobiosis, el estado en que el metabolismo está detenido por completo, más que “la hibernación de algunos animales como los osos”.

El Laboratorio de Citología del Suelo está especializado en aislar organismos microscópicos del permafrost de Siberia. En otras palabras, el permafrost es hielo mezclado con partículas minerales, y forma una capa bajo la superficie que queda lo bastante resguardada de los rayos del Sol como para que buena parte del material permanezca congelada de manera ininterrumpida durante miles de años.

Para recoger las muestras, los científicos del laboratorio se encuentran en una plataforma de perforación en algunos terrenos árticos de los más remotos, donde se había logrado identificar a muchos microbios unicelulares. Incluso un gusano revivido de 30 mil años de antigüedad, al igual que musgos y algunas plantas.

En experimentos anteriores, los rotíferos sobrevivían tras períodos de congelación de 10 años. En el nuevo estudio, los investigadores utilizaron la datación por radiocarbono para determinar que los animales que recuperaron del permafrost tenían unos 24.000 años de antigüedad.

Una vez descongelado, el rotífero investigado -que pertenece al género Adineta-, fue capaz de reproducirse mediante un proceso clonal conocido como partenogénesis, típico en la especie. Para averiguar detalles adicionales sobre el proceso de congelación y reanimación del rotífero antiguo, los investigadores congelaron y luego descongelaron decenas de estos animales en el laboratorio.

Los experimentos mostraron que los rotíferos podían soportar la formación de cristales de hielo que se produce durante la congelación lenta.

Tal como destaca Malavin, lo más asombroso del descubrimiento es que un organismo pluricelular puede ser congelado y permanecer así durante miles de años y luego volver a la vida, algo digno de un relato de ciencia ficción. Por supuesto, cuanto más complejo sea el organismo, más difícil será conservarlo vivo congelado y, en el caso de los mamíferos, actualmente no es posible. Con todo, resulta sorprendente que un organismo pluricelular que tiene órganos, incluyendo cerebro, logre esa hazaña. 

Más datos:
Una vez descongelado el animal se puede reproducir de manera sexual. Su faceta congelada se la conoce como criptobiosis. Antes, se consideraba que sólo podían sobrevivir por 10 años. Tras este estudio, el tiempo de sobrevivencia pasó a ser infinito. 

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos