OCURRIÓ EN CERRO LARGO

Un hombre fue condenado por abigeato

Un procedimiento realizado por el Departamento de Seguridad Rural de la Jefatura arachana permitió la detención de un hombre de 49 años que robaba y faenaba bovinos y ovinos, y vendía sus carnes.

La detención fue en horas de la noche del pasado 26 de enero producto de una investigación que venía realizando el personal del Departamento de Seguridad Rural (DSR) donde se establecía la vinculación de esta persona con delitos de abigeato cometidos en el departamento arachán, informaron a LA REPÚBLICA desde la Unicom del MI.

Es así que instalaron un puesto de observación en la entrada a la localidad de Tupambaé, jurisdicción de la seccional 8va. La investigación determinó que los ocupantes de un automóvil brasileño estaban relacionado a estos delitos por lo que interceptaron el vehículo a la altura del km 307 de la ruta 7 cuando circulaba en dirección a ese lugar.

Los ocupantes se dieron a la fuga al notar la presencia policial y se inició una hasta el ingreso de los mismos a una vivienda ubicada en un complejo de viviendas, domicilio de uno de los
hombres.

Las actuaciones demostraron que estas personas se habían descartado de una bolsa con carne ovina, desde la vivienda en la que ingresaron hacía un predio lindero.

Por su parte, la Fiscal Letrado de 2º Turno solicitó dos allanamientos para el día 27 en los domicilios respectivos, lo que se llevó a cabo permitiendo la detención de los ocupantes del vehículo, (2 hombres y 2 mujeres) incautando -además- varios artículos y herramientas que eran utilizadas para faenar animales, conjuntamente con dos automóviles brasileños.

Otras actuaciones

Paralelamente, un equipo del Dpto. de Delitos Complejos concurrió a un establecimiento ubicado en Paraje Sarandí de Quebracho, donde la propietaria encontró cuatro lanares faenados en su propiedad y denunció.

La instancia Judicial de este caso se realizó este 28 de enero, donde juez de 6º Turno dispuso la condena del hombre de iniciales AMMC, de 49 años, como autor penalmente responsable de un delito de abigeato, y le impuso una pena de 6 meses de prisión, siendo sustituida por libertad vigilada bajo supervisión del OSLA, al tiempo que las tres personas restantes recuperaron su libertad y la carne incautada fue donada a una organización protectora de animales de la ciudad de Melo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad