Uruguay podría ser sede de la Copa América 2024 al desistir Ecuador

También estarían interesados Perú y la candidatura conjunta de Argentina y Colombia.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Francisco Egas, descartó este miércoles la posibilidad de que Ecuador sea la sede de la Copa América de 2024, tal y como le correspondía dentro del tradicional turno dispuesto entre los países sudamericanos para organizar el torneo.

La baja de Ecuador hace que se modifique el sistema rotativo que utiliza Conmebol para seleccionar la sede. Teniendo en cuenta esto, le tocaría organizar a Uruguay, pero Perú presentó su candidatura, al igual que Argentina y Colombia en conjunto, tras no poder albergar en 2021.

El sistema rotativo comenzó en 1987 y tuvo este orden de países sedes:

1987 Argentina, 1989 Brasil, 1991 Chile, 1993 Ecuador, 1995 Uruguay, 1997 Bolivia, 1999 Paraguay, 2001 Colombia, 2004 Perú y 2007 Venezuela. En 2011 otra vez Argentina, en 2015 y 2019 se intercambiaron las sedes Chile y Brasil, y el siguiente torneo correspondía a Ecuador y luego a Uruguay, aunque hubo una edición centenario en Estados Unidos 2016, y luego dos ediciones seguidas en Brasil, en 2019 y 2021.

“No estamos en capacidad de organizar la Copa América”, reconoció Egas en declaraciones a la radio La Red, pese a que el año pasado todavía manifestaba su aspiración de que Ecuador fuese la sede del máximo torneo sudamericano de selecciones.

“Hoy nuestro país debe concentrar sus recursos en enfrentar la difícil problemática que nos preocupa a todos y que es prioritario. Hay cosas más importantes que el fútbol”, añadió el presidente de la FEF en alusión al clima de inseguridad que afecta a Ecuador, achacado por las autoridades al crimen organizado y el narcotráfico.

Egas anticipó esta decisión pocos días después de que se celebrase la final de la Copa Libertadores en el Estadio Monumental Isidro Romero Carbo, de la ciudad de Guayaquil, epicentro de la crisis de inseguridad, donde la semana siguiente se dieron parte de los atentados que se cobraron la vida de cinco policías.

Esta era la cuarta vez que a Ecuador le tocaba organizar la Copa América luego de haber sido la sede en 1947, 1959 y 1993. Las dos primeras se disputaron íntegramente en Guayaquil y tuvieron como ganadores a Argentina y Uruguay, mientras que la última de ellas se disputó en varias ciudades del país y la Albiceleste volvió a alzarse con el título.

Esta nueva edición estaba prevista que se jugase inicialmente en 2023, pero se postergó un año tras la decisión de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) de sincronizar el calendario de la Copa América con el de la Eurocopa.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna

Un paseo por Omán

Uno de los paseos obligados es a la gran Mezquita del Sultán Qaaboos, un edificio en