Patrimonio, historia y naturaleza

Variada propuesta de actividades en Treinta y Tres

Recorrer la historia a través del patrimonio y la naturaleza es uno de los objetivos que tiene esta propuesta de lugares a conocer en el departamento olimareño. Entre ellos se encuentran dos sitios que fueron declarados Monumento Histórico Nacional a fines del siglo pasado.

Vieja estación de AFE / Foto: Wikipedia

EDIFICIO SEDE DE LA JEFATURA DE POLICÍA

Fue declarado Monumento Histórico Nacional el 23 de junio de 1998 por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) dada su singular belleza. El edificio, inaugurado en 1890, alberga a la Jefatura policial que fue creada cinco años antes y funcionaba hasta ese entonces en una propiedad que se le alquilaba a Lucas Urrutia.

A su vez, el 3 de marzo de 1897 se inauguró el reloj situado en su fachada, que es conocido como “El reloj de los pobres”. Urrutia fue quien encargó a Industriales de Montevideo su construcción en el año 1885, momento en que presidía la Comisión Departamental de Obras Públicas.

VIEJA ESTACIÓN DE AFE

La vieja estación de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) fue fundada e inaugurada en 1911, convirtiéndose en una de las primeras terminales de dicho ente público. Se encuentra ubicada -en el mapa ferroviario- en el kilómetro 334 de la línea que conecta la Estación Central de Montevideo conla ciudad de Río Branco (Cerro Largo).

La vieja estación fue diseñada con un modelo arquitectónico inglés que mezcla una serie de detalles egipcios. Actualmente, dada la denominación de las calles, se sitúa en el cruce de Juan Antonio Lavalleja y Manuel Oribe.

Al igual que el Edificio Sede de la Jefatura de Policía de Treinta y Tres, este lugar fue declarado Monumento Histórico Nacional el 23 de junio de 1998 por el MEC.

QUEBRADA DE LA TEJA

Si bien es menos conocida que la Quebrada de los Cuervos, es muy similar a ésta, aunque su tamaño es más pequeño. Está situada a 14 kilómetros de la mencionada anteriormente por la ruta número 8 “Brig. Gral. Juan Antonio Lavalleja”. En sus laderas hay montes de romerillo, caobas, anacahuitas y raros cambaraes.

El escritor Julio César Da Rosa, oriundo del departamento, cuando ejerció como diputado entre 1963 y 1966, realizó en la Cámara de Representantes una singular exposición acerca de la Quebrada de La Teja, que por ese entonces era “una montaña de yerba mate”, y convidó a cada uno de los legisladores con mate cocido.

SALTO DE AGUA

A pocos kilómetros de la Quebrada de La Teja se encuentra el Salto de Agua, que también se sitúa a poca distancia de Cerro Chato. En el lugar se ha conformado una piscina natural rodeada de árboles que le dan un marco de follaje típico. También hay un camping municipal dotado de energía eléctrica, parador y parrilleros, por lo que es recomendado como un lugar de esparcimiento para los visitantes.

Al Salto de Agua se llega desde la ciudad de Treinta y Tres, para lo que se debe tomar la ruta 19 hasta el entronque con la ruta 7 “Gral. Aparicio Saravia”.

LAGUNA DEL CERRO

Ubicada en la quinta sección judicial del departamento, a pocos kilómetros de la ciudad de Treinta y Tres por la ruta número 8, es una represa natural formada por dos de los cinco cerros que se encuentran agrupados en torno a un paisaje de relieves y flora particulares que dan al territorio un microclima muy especial. Además de constituir una rareza geomorfológica, resulta un especial atractivo turístico en el cual la fauna es generosa en especies autóctonas, como palomas torcazas, palomas de monte, pavas de monte, perdices, liebres, mulitas y gallinetas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos