Las muestras fueron extraídas del páncreas

Veterinarios hallaron un microorganismo por primera vez en gatos

Alojados en el tracto gastrointestinal, esta especie de microorganismos denominados “candida” suelen ser huéspedes tanto de humanos como de perros y gatos.

Según consignó el Diario Veterinario, un grupo de científicos de la Facultad Veterinaria de la Universidad de Massey en Nueva Zelanda han descubierto esta presencia de microorganismos en caso de la enfermedad candidiasis. 

Esta enfermedad es un preludio a la diabetes, por ello el virus de la inmunodeficiencia felina y la leucemia suelen predisponer también a infecciones por candida a felinos. “Hasta donde sabemos, es el primer caso de infección pancreática con especies de Candida en un gato”, sostuvieron los investigadores neozelandeses. 

Los felinos Maine Coon suelen estar esterilizados a partir de los 11 años y esta enfermedad suele estar remitida para revisar un cuadro de disminución de apetito, polidipsia (EP), poliuria (UP), pérdida de peso, vómitos y diarrea de tres meses de duración. 

Los médicos veterinarios diagnosticaron diabetes mellitus tras dos semanas de variación. Con el paso del tiempo la terapia para felinos se realiza a través de la incorporación de insulina. Tras la administración a uno de los gatos que fue objeto de estudio, el cuadro mejoró. Sin embargo, la pérdida de peso en consecuencia de la presencia de candida se resistió. 

Para descubrir las características de este microorganismo y su función en los organismos, los veterinarios llevaron a cabo una ecografía abdominal. En este sentido, el estudio reveló que el páncreas fue agrandado y que tenía dos estructuras llenas de líquido, similares a un quiste, y que solía supurar células de levadura. 

“La paciente fue tratada con itraconazol oral y la sintomatología clínica desapareció, aunque la repetición de la ecografía abdominal y la citología revelaron la persistencia de las estructuras quísticas infectadas”, concluyeron los veterinarios. 

Características de la enfermedad

Los hongos suelen afectar al gato que coloniza la piel y desarrolla un trastorno tópico. Las cándidas son una especie dentro de esa enfermedad y suelen alterar tanto el sistema inmunológico como permitir la floración de la enfermedad. 

Esta puede causar en los felinos picor, descamación, enrojecimiento de la piel y de las zonas sin pelo. Lo común es que este hongo sea tratado a través de un tratamiento veterinario, pero para ello se tiene que diagnosticar tras una prueba para recetar sustancias específicas que atacan el hongo y ketoconazol.

Más datos:
“Los hongos en tu gato son organismos microscópicos que pueden invadir de manera sigilosa y constante diferentes partes del cuerpo de tu felino alimentándose de sustancias orgánicas, vivas o muertas. Es decir, contribuyen a descomponer este tipo de materia en la naturaleza junto con otros microorganismos”, informó sobre la candida la asociación civil animalista Affinity en su sitio oficial. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos