Vicepresidente paraguayo anuncia que renunciará tras ser acusado por EEUU de ser «un corrupto»

Hugo Velázquez Moreno era precandidato a la presidencia por el Partido Colorado.

El vicepresidente paraguayo Hugo Velázquez Moreno anunció ayer que renunciará a su cargo la próxima semana luego de que Estados Unidos lo incluyera en la lista de ciudadanos declarados «significativamente corruptos» por su presunta participación en el ofrecimiento de sobornos a un funcionario público.

La inclusión de Velázquez en la lista de corrupción —anunciada por el embajador de Estados Unidos en Paraguay, Marc Ostfield, el viernes por la mañana— sacudió al mundo político paraguayo, no sólo debido al papel de Moreno en el gobierno del presidente Mario Abdo Benítez, sino también porque es visto como uno de los principales contendientes para convertirse en candidato presidencial por el Partido Colorado en las elecciones del próximo año.

En noviembre del 2016, Velázquez, quien entonces era diputado, estuvo en el ojo de la tormenta tras la publicación de una foto en la que se lo veía con varias personas a bordo de un yate, en un tour por Líbano, junto a uno de los señalados como supuesto financista del movimiento libanés Hezbollah. En la foto también aparecían el entonces diputado Atilio Penayo y Duarte. La foto había cobrado estado público tras la publicación de una investigación presentada ante el Congreso de los Estados Unidos, donde señalaba al árabe Walid Amine Sweid, sentado al lado de Velázquez, como uno de los presuntos financistas de Hezbollah, que supuestamente remesaban dinero desde la Triple Frontera.

El abogado penalista y empresario paraguayo inició su carrera política como fiscal, donde fue denunciado por corrupción en varias ocasiones, antes de llegar a la Cámara de Diputados, desde donde se catapultó al Ejecutivo de la mano del Partido Colorado.

Minutos después de que Ostfield habló en una conferencia de prensa en la embajada de Estados Unidos en la capital paraguaya de Asunción, Velázquez afirmó que era inocente, pero dijo que abandonará su candidatura presidencial y presentará su renuncia al Congreso la próxima semana a fin de defenderse de las acusaciones. “Realmente para mí cayó como un balde de agua fría”, dijo Velázquez durante una entrevista para una estación de radio local. “No sé a qué se refiere porque no dio muchos detalles”.

Juan Carlos Duarte, un exfiscal que es un socio personal y comercial de Moreno, también fue incluido en la lista de corrupción, señaló Ostfield. Ostfield dijo que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, “ha recibido información creíble” que muestra que “a pedido del vicepresidente Velázquez, Duarte, su cercano colaborador personal y profesional, ofreció un soborno de más de 1 millón de dólares americanos a un oficial público”.

Esta oferta de soborno fue “un acto consistente con un patrón aparente de actividad corrupta” y, en este caso, fue perpetrado “para obstruir una investigación que amenazaba al vicepresidente y sus intereses financieros”, aseveró Ostfield.

Como resultado de las designaciones, Velázquez, Duarte y sus familiares directos ya no podrán ingresar a Estados Unidos. Velázquez dijo desconocer “completa y totalmente lo expresado por el embajador”. El vicepresidente de Paraguay dijo que renunciará porque quiere “salir como un ciudadano común a defender lo que yo creo una injusticia”.

El presidente Mario Abdo Benítez dijo que la acusación de Estados Unidos “nos sorprendió a todos”, pero felicitó a Velázquez por su rápida decisión de abandonar la contienda presidencial y anunciar que dejará el cargo de vicepresidente. Además de su cercana relación con Velázquez, Duarte también es asesor legal de la entidad que administra la represa binacional Yacyretá, propiedad conjunta de Paraguay y Argentina.

“El acto de corrupción de Duarte abusó y explotó su poderosa y privilegiada posición pública dentro de la Entidad Binacional Yacyretá, poniendo en riesgo la confianza pública en uno de los activos económicos más vitales de Paraguay”, sostuvo el Departamento de Estado estadounidense. Duarte ha sido destituido de su cargo en Yacyretá, reveló Abdo.

La designación se da pocas semanas después de que el expresidente paraguayo Horacio Manuel Cartes también fuera incluido en una lista de corrupción de Estados Unidos por su “participación en corrupción significativa”. Cartes fungió como presidente de Paraguay entre agosto de 2013 y agosto de 2018. Ostfield enfatizó que la designación “no tiene nada que ver con la política” y Washington “continuará trabajando de cerca con el presidente Mario Abdo Benítez y su gobierno en una variedad de temas, incluyendo la lucha contra la corrupción y la impunidad, así contra el lavado del dinero y el financiamiento del terrorismo”.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo