Violación grupal en Palermo: dieron positivo los ADN de 2 de los 6 acusados

Si bien no todos cometieron el abuso sexual con acceso carnal, sí tuvieron participación en el «ataque sexual masivo».

ADN

Lautaro Ciongo Pasotti de 24 años, y Ángel Pascual Ramos de 23 son los dos acusados cuyo ADN coincide con el de la ropa interior de la víctima y las muestras de semen encontradas en el auto donde se produjo el abuso sexual contra la joven de 21 años en Palermo, Buenos Aires- Argentina.

El abogado de la víctima, Hugo Figueroa, expresó que «las pericias genéticas confirmaron lo que nosotros ya sabíamos. Además concuerda con la información que brindaron los testigos en el lugar del hecho». Además, explicó que si bien las muestras ponen a dos de los acusados en la escena del crimen, «de todos modos la participación del resto de los imputados queda acreditada por los testimonios que tiene la investigación».

Según el letrado, ya no hay mucho material probatorio por producir, salvo que alguna de las defensas se promulgue sobre alguna de las pruebas de ADN. Por esta razón, esperan que la causa sea elevada a juicio en breve.

El aberrante hecho

En el procesamiento, el juez Fernández detalló que los imputados Ramos, Ciongo Pasotti, Steven Alexis Cuzzoni de 19 años y Franco Jesús Lykan de 23 estuvieron dentro del auto con la víctima, mientras que Thomas Fabián Domínguez (21) e Ignacio Retondo (22) permanecieron cantando y tocando la guitarra sobre la vereda y al lado del auto. Por tal motivo, se considera que su rol consistió en el de observar y «convalidar el ataque sexual».

A partir del análisis realizado y con las pruebas obtenidas, el juez reafirmó que el delito se ejecutó a partir de un acuerdo previo «de voluntades y roles». De manera que si bien no todos cometieron el abuso sexual con acceso carnal, sí tuvieron participación en el «ataque sexual masivo». Debido al plan realizado de manera previa y donde todos coincidieron en trasladar a la joven al vehículo de uno de ellos.

Más allá de la causa por el delito sexual, la Justicia también decidió ampliar la imputación por «lesiones leves» a cuatro de los procesados. Debido a la golpiza que cometieron contra uno de los testigos que intervino al ver la situación.

Si bien la víctima inicialmente declaró que había consumido alcohol y marihuana, los peritajes toxicológicos revelaron que la joven tenía en su organismo rastros de metilendioximetanfetamina, es decir, éxtasis. Por eso se presume que los individuos le proporcionaron la droga sin su consentimiento con la clara intención de abusar de ella.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Región