/

Volvió el Rally y el público puso su firma

Una jornada muy fría el sábado y totalmente inhóspita el domingo, marcó el comienzo del rally nacional; Rivero, Maryehara, Tellagorry, Contín, Barba y Tejera los ganadores en sus clases.

Volvió el Rally a Minas y el público hizo explotar la sierra. Con 4 horas de anticipación por los protocolos sanitarios estaba marcado el ingreso de la gente a los tramos donde no podrían salir hasta terminado el día Sumado al tremendo día de viento, frío y agua que se vivió el domingo no fue limitante para poder limitar el presenciar de cerca a sus ídolos, juntarse en grupos chicos, comer su asado, por qué no tomar algo, acampar y pasar una noche terrible en la sierra, todas situaciones que marcaron que sean los principales a homenajear comenzando esta recopilación de la primera fecha del Rally Nacional. No porque los pilotos no hayan dado todo, ni porque no se hayan visto tremendas actuaciones, pero fue realmente emocionante comenzar a ver desde la madrugada del sábado los fogones con calderas y comidas calentándose al fuego, grupos pequeños guarecerse dentro de un auto o bajo un gazebo, todos esperando ver pasar un auto lo más veloz posible y algunos para dar show lo más cruzados posibles. El domingo muchos valientes no temieron al pronóstico del clima que daba lluvia y viento para toda la jornada, y allí se quedaron a pesar de haber podido ver solamente una “pasada” de carrera.

Deportivamente hablando fue un rally bastante duro en algunas categorías, con rendimientos superlativos en otras, y muy peleadas algunas otras al segundo. Vamos por partes. La categoría mayor y el absoluto de la carrera, a poco de comenzar veía ya volar las aspiraciones a la victoria de los pandenses Cánepa y Ferrari, quienes a pesar de ser super veloces en la PE1, en la última curva deslizan de más la parte trasera del Mitsubishi Evo 9 encontrando una piedra en el camino que les rompe la suspensión del lado izquierdo, no pudiendo continuar el carrera. Zeballos-González pudieron marcar el primer scratch del año, adaptado totalmente el Peugeto 208 Maxi Rally a los angostos e intrincados caminos, cosa que repitieron en la PE 2. El tercero en discordia, los campeones 2019 Rivero-Vita con Evo 10 comenzaban la carrera a un ritmo si bien veloz pero de ir de menos a más, y cerrando el primer rulo eran los escoltas. Pero poco duró ya que en el PE 3 iniciando el segundo rulo del sábado los líderes enganchan la rueda trasera derecha al pasar por una portera lo que hace que se arranque completo también con el amortiguador no pudiendo continuar en carrera. Esto hizo que Guzmán Rivero y Francisco Vita fueran muy tranquilos el resto del rally de cara a la victoria, cosa que sucedió a pesar de la rotura del turbo promediando la última especial, llegando a la meta a pesar del susto. Tanto Zeballos como Cánepa se reengancharon para el domingo, pero Coco entró muy veloz a una loza de 6ta a fondo con el auto desacomodado yendo para debajo de la calzada y quedando con el auto de trompa dentro del agua. Esto hizo que se debiera suspender dicho especial para todas las tripulaciones, ganando Cánepa la PE 6 a muy buen ritmo llevándose los puntos de la etapa y del Powerstage.

Segundos en el absoluto y líderes en su clase Rally Junior fueron Andrés Maryehara con Richard Collazo (Honda), brillantes campeones 2020 sin perder una sola fecha, andando nuevamente a un ritmo demoledor para sus compañeros de categoría que los depositó además en P2 del absoluto. Al principio los pudo “correr” Juanma Casella-Juan Villalba (Focus) pero un problema recurrente en un amortiguador delantero más algún exceso dio por tierra todo el trabajo de la dupla que además no pudo llegar a la meta por romper totalmente la suspensión DI lo que hizo que no pudieran llegar en el enlace final. Escolta fue al final en la categoría en un andar veloz y sólido la dupla Martinez-Villete (Honda)

Fue verdaderamente aplastante lo del nuevo Clio Rally 5 traido de Francia por el Gianni Competición en manos de Contin-Rodriguez en la RC5N, que ganó a muchos autos de mayor potencia y llegó al final en el podio general en 3ra posición. Un estreno por todo lo alto, que demostró la vigencia conductiva de Luigi, pero no dejó de levantar polémica ante lo lejos que quedaron sus rivales de categoría. En la misma fue escolta el maragato Nahuel Barba quien con Santi Cabrera llevaron al VW Gol a la victoria en la Challenge, categoría definida en el último pc entre el barro y la lluvia, ya que hasta ese momento habían sido los locatarios Ruiz-Ruiz con el auto campeón de la categoría quienes habían dominado la situación. Estalló en llantos de la emoción el ex monopostos y ex Superturismo, cumpliendo el sueño al final de ganar junto a su copiloto amigo de la infancia. Para los Ruiz en definitiva un muy buen comienzo, viniendo de ser campeones con el Ford Ka en la RC 1600, y seguro serán grandes animadores en la categoría, junto a Rezk, Alonso y algún otro que como siempre se ha mostrado veloz en la populosa RC5

Otro que subió de categoría pero en este caso con victoria fue el locatario Martín Telagorry, junto a Martín Marquez a bordo ahora del Peugeot R2 ex Contín llevándose la RC4 tomando de menos a más el pulso a un auto más potente que el Fiesta con el que fueron campeones en 2020. Fue bueno el estreno también para los locatarios.

La más peleada esta vez fue la RC 1600, llevándose una brillante victoria la dupla de Nicolás Tejera y Beatríz Aicardi (Co-conductora de La Chicana radio los lunes por Radio La R 1410 am). Con el Celta que volvió a manos del de Tala, enseguida se adaptaron a pesar de la baja de potencia a la que estaban acostumbrados (un Evo 9), y tuvieron un ritmo fuerte y parejo que los hizo ganar los dos primeros tramos y luego siempre estar entreverado en los punteros para tomar una diferencia tranquilizadora y llegar P1 en su categoría. Buenos parciales de Rizzo, De Armas, Pita, Cánepa y Anrejó entre otros, hace pensar que estaremos frente a uno de los mejores años de la categoría “menor”, que promete lucha fecha a fecha entre los varios modelos que la disputan.

En definitiva se pudo dar arranque a la temporada, con un domingo de cierre condenado por el mal clima que siquiera permitió hacer la entrega de premios final en el clásico Rodeo del Parque Rodó de Minas donde todo el año será el centro de operaciones para el Nacional de Rally. Se esperan aún más máquinas con muy buenas tripulaciones, por lo que el año para el Rally pinta realmente muy bien.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos