A prisión a un hombre por atentado violento al pudor contra tres niñas

El hombre deberá cumplir con una pena de cuatro años de prisión efectiva. Una de las denuncias había sido archivada por el fiscal Iglesias.

hombre

Este viernes la Justicia de Artigas resolvió condenar a un hombre por reiterados delitos de atentado violento al pudor. La pena que deberá cumplir el sentenciado corresponde a cuatro años de prisión efectiva.

De acuerdo con el medio local Clicregional, dos de las denunciantes residen en Artigas, mientras que una tercera víctima lo hace en Montevideo. En el caso de esta última, el fiscal Raúl Iglesias decidió incluirla dentro de la lista de 299 denuncias archivadas en mayo de este año, cuando asumió la titularidad de la Fiscalía 4º de Delitos Sexuales.

Los delitos se consumaron en 2012, cuando el agresor ya era mayor de edad. Sin embargo, en marzo de este marzo fue que la víctima de Montevideo,  que actualmente tiene 17 años, tomó la decisión de actuar.

Dos meses después Iglesias archivó la causa, pero la fiscal de Artigas, Sabrina Massafero resolvió retomarla y conectarla con las otras dos del departamento fronterizo.

Al comparecer ante la Justicia el hombre admitió que hizo aquello por lo que las víctimas, su cuñada y dos primas de su pareja, le acusaban. Finalmente, el hombre oyó la condena indicada tras un procedimiento abreviado.

Cabe recordar que esta semana el fiscal de Corte, Juan Gómez, resolvió un sumario contra iglesias con separación del cargo y retención del 50% de su sueldo. Esta decisión la tomaron luego de que el Departamento de Políticas Públicas de la Fiscalía General de la Nación expidiera su informe sobre las causas archivadas. 

3 Comentarios

  1. Los casos archivados se pueden desarchivar perfectamente y aquí está la prueba evidente. El archivar un caso no convierte, obligatoriamente a un fiscal en delincuente como quieren hacernos creer.

  2. ¡Qué sensibilidad la del fiscal Iglesias que empieza por no considerar, archivando, nada menos que casos de abusos a menores! ¡ Indefendible!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.