Alerta fitosanitaria: Picudo rojo de las palmeras

El mayor impacto es la destrucción de palmeras en áreas verdes, turísticas, etc.

Picudo Rojo

La Dirección General de Servicios Agrícolas a través de la División Protección Agrícola comunicó que recientemente detectaron ejemplares del “Picudo rojo de las palmeras” en palmeras de la especie Phoenix canariensis en el departamento de Canelones.

Ante esta detección, la Dirección General de Servicios Agrícolas está instrumentando el Plan de Acción con las acciones específicas a efectos de la delimitación del brote detectado, la evaluación de las medidas para el manejo y/o erradicación de la plaga y la determinación de la nueva condición de esta plaga en el país, de corresponder.

En el marco de dicho Plan la DGSA convocó a la primera reunión para conformar un “Comité técnico de Emergencia Fitosanitaria (CTEF)” donde participan referentes de la academia (FAGRO), de INIA y la DGF, con la finalidad de asesorar y proponer a la DGSA sobre medidas y acciones que se entiendan relevantes para la mitigar el riesgo de establecimiento y dispersión de la plaga.

El mayor impacto económico del Picudo Rojo es la destrucción de palmeras en áreas verdes, turísticas, etc.

Descripción y biología

Rhynchophorus ferrugineus (Olivier, 1970) es una especie originaria del sur de Asia y actualmente tiene una amplia distribución geográfica. Es esencialmente una plaga que afecta palmeras (Arecaceae). El insecto es una plaga que se desarrolla en el interior de la palmera, pudiendo coexistir al mismo tiempo sus cuatro estados: huevo, larva, pupa y adulto.

El adulto es un insecto de tamaño grande (2-5 cm), de color marrón rojizo con manchas negras y con un rostro alargado en forma de pico. Los machos se diferencian fácilmente de las hembras por la presencia de pelos (que se asemejan a un cepillo) en el rostro, mientras que en las hembras es liso.

La larva no tiene patas y varía su coloración de amarillo blanquecino a una tonalidad de amarillenta a café oscuro al final del desarrollo. Tiene la cabeza endurecida de color rojo o café oscuro. Llega a medir 5 cm de largo y 2 cm de ancho. La pupa se encuentra dentro de un capullo de forma oval (4 a 6 cm de longitud) construido por la larva con las fibras del interior de la palmera.

Rhynchophorus ferrugineus completa su ciclo en el interior de la palmera. La duración varía entre 3 a 6 meses en climas templados, pudiendo demorar más en zonas frías. Pueden pasar varias generaciones en la misma palmera huésped antes de que ésta muera.

Las hembras fecundadas pueden llegar a poner ente 250 y 400 huevos en los tejidos blandos de la palmera (heridas recientes y zonas de crecimiento). Cuando las larvas emergen, comienzan a alimentarse del tejido blando, moviéndose hacia el interior de ésta, dejando un túnel lleno de excrementos y restos de la planta. Las larvas maduras construyen un capullo o cocón (con las fibras de la palmera) dentro del cual pasa al estado de pupa.

Los adultos se encuentran activos durante el día y son capaces de volar para localizar nuevos hospedantes cercanos, aunque también puede recorrer largas distancias en vuelo favorecidos por el viento. Se sienten atraídos por las palmeras dañadas o enfermas, pero también pueden atacar las sanas. El macho produce una feromona de agregación, que atrae a otros adultos a la planta.

Síntomas y daños

Los daños son ocasionados principalmente por las larvas que se alimentan del interior de la palmera formando galerías. En Uruguay hasta el momento se ha detectado únicamente en la palmera canaria (P. canariensis).

Los síntomas de la infestación por Picudo Rojo suelen ser difíciles de detectar, no aparecen hasta pasados varios meses de la colonización, entonces la infestación generalmente se nota cuando la palmera ha sido severamente dañada.

Algunos de estos síntomas pueden ser:

  • Hojas jóvenes centrales poco desarrolladas, con parte de los foliolos comidos y de aspecto decaído.
  • Hojas afectadas amarillas, marchitas y que se desprenden con facilidad.
  • Base de las hojas con galerías realizadas por las larvas; en ocasiones se pueden encontrar capullos, adultos y restos de fibra apelmazados.
  • Desprendimiento completo del penacho de la palmera cuando ocurren infecciones avanzadas.
  • Cuando los daños son severos da lugar a la muerte del ejemplar.

Cómo actuar

Ante cualquier sospecha de daños en palmeras, comunicarse a alertapalmeras@mgap.gub.uy

En el caso de encontrar insectos sospechosos de ser Picudo Rojo, deben colocarse en un frasco con alcohol al 70% para su conservación. La muestra debe ser enviada al Departamento de Vigilancia Fitosanitaria (DGSA-MGAP) Av. Millán 4703 (Sayago-Montevideo), acompañada con la siguiente información:

  • Fecha de extracción
  • Hospedante (género y especie)
  • Ubicación (geo-referencia)
  • Teléfono de contacto/e-mail

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad