Antía y el puente: «No somos magos»

El intendete de Maldonado afirmó que "a un enfermo en CTI uno piensa en salvarlo, no en el velorio"

El jefe comunal recorrió junto al ex Ministro Lucio Cáceres el puente de La Barra y explicó los trabajos que se llevan adelante para apuntalarlo. Afirmó que se está en una carrera contra el tiempo, pero «no somos magos».

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, quien recorrió este viernes la zona del Puente de La Barra junto al exministro del MTOP, Lucio Cáceres, explicó que se continúa con los trabajos para apuntalarlo. Sostuvo que se está ante una carrera contra el tiempo para evitar una fatalidad, pero “no somos magos”, señaló. Por su parte, el exministro indicó que habrá novedades importantes en 15 días. 

Antía destacó el tiempo récord en el que actuó la Intendencia de Maldonado junto a la empresa Saceem. Para eso se colocarán vigas de 12 por 1.90 metros en las cabeceras mediante una maniobra que busca evitar que el puente siga bajando y se pueda liberar el tránsito liviano de cara a la temporada. Además, se mostró contento por la rapidez con la que se ha encarado el tema y en un plazo récord. Por otra parte, manifestó que las vigas de sostén se mandaron a hacer y se entregan la semana próxima, así como las bases de hormigón porque “estamos ante una carrera contra el tiempo y se trabaja incluso en la noche”.

Al ser consultado sobre la existencia de un Plan B, el jefe comunal señaló que “cuando hay un enfermo en el CTI se piensa en salvarlo y esa es la actitud porque no se está pensando en el velatorio”. Agregó que “no somos magos y se trabaja para llegar antes de la temporada”, dejando en claro que lo que ocurrió fue una fatalidad.

Antía remarcó que “tuvimos una pandemia, se incendió el shopping y ahora esto; hay que tener paciencia y aplomo en situaciones de emergencia”. Sobre el costo de la obra expresó que “la Intendencia nunca echó para atrás, quiere salvar el puente en primera etapa”.

Por su parte, el exministro y actual asesor de la IDM Lucio Cáceres señaló que “se está tratando de salvar al enfermo terminal y el puente estaba para caerse, pero ahora se trata de descargar el peso del puente sobre los pilares que se instalarán”.

Añadió que “si eso no se concreta no se puede ni conversar, ya que no se trataba de poner gente a trabajar sobre la estructura porque se podía haber lamentado una desgracia”.

Asimismo, señaló que todos los días le informaban cuánto iba bajando el puente y cuando bajó 15 centímetros se sorprendió. Comentó que con las obras accesorias “dejará de bajar y con eso quedaría habilitado al tránsito liviano”.

En cuanto a los trabajos, explicó que “se colocarán cuatro pilotes -dos a cada lado- y unas vigas de acero que van a permitir descargar el peso del puente”, mientras que “hasta dentro de 15 días no podrá conocerse a ciencia cierta si los trabajos encaminados darán sus frutos”.

Confirmó que el puente en las últimas horas ha bajado dos centímetros más y remarcó que “la refacción no genera perjuicios al medio ambiente porque se trata de una situación transitoria para la cual se informó al Ministerio de Ambiente”. “No se está haciendo un puente nuevo, y terminada la circunstancia se removerán las ataguías que hoy se están colocando”, dijo.

Manifestó que “si hay que demolerlo a futuro habrá que pensar si se hace uno nuevo, que no sería curvilíneo, o si se deja en servicio con otras características el actual” y adelantó que el hecho que el puente sea ondulado implica un desafío para los técnicos.

Recordó que cuando se construyó el puente dos, tiempos en los cuales él era ministro de Transporte y Obras Públicas, había un clamor para que se hiciera una alternativa por los embotellamientos en el lugar y personalmente él pensaba que había que hacer un puente en otro lado. Afirmó que en esa época se hizo una encuesta que señalaba que el 80 % de la población consultada así lo quería, en ese lugar y con esas características.

Reparación, reconstrucción o demolición

A todo esto, en las próximas horas se recibirán las grúas que serán la antesala de la llegada de las vigas que serán colocadas. “Si se logra apuntalarlo y habilitarlo al tránsito liviano, luego vendrá una etapa de evaluación en la cual se determinará, con más tiempo, si amerita su reparación, reconstrucción o si el costo es tan grande que se debería demoler”.

En relación con las causas que podrían haber llevado a esta situación, Cáceres dijo que el ambiente salino es uno de los factores, así como el crecimiento de vehículos que no eran los del diseño original, motivo por el cual el puente sufrió.

Sobre la situación del puente uno, comunicó que “habrá que realizar también algún mantenimiento”.

3 Comentarios

  1. Ya sabemos que no sos mago, simplemente un corrupto mas de este desgobierno ahí esta el ejemplo ese puente gestado en el intendente colorado de Maldonado el famoso Benito Stern otro sinvergüenza y varios intendentes que ya nadie se acuerda de ellos hasta la inauguración del mismo efectuado por vos, como no se iba a venir abajo dicho puente es evidente la que corrupción también pego ahí, ya que el mismo no fui construido con los mismos sistemas que tiene el primero para evitar que esto pasara y mientras el puente 1 sigue los mas campante

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales