El principio de una sola China no se discute

El 2 de agosto, ignorando el enérgico rechazo y las serias gestiones de China, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos Nancy Pelosi visitó la región de Taiwán, China, lo cual constituyó una grave violación al principio de una sola China y las estipulaciones de los tres Comunicados Conjuntos entre China y EE.UU., que impactó severamente la base política de las relaciones sino-estadounidenses, infringido gravemente la soberanía e integridad territorial de China, socavado seriamente la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán, y enviado una señal muy equivocada a las fuerzas secesionistas por la “independencia de Taiwán”. A todo ello, China se opuso resueltamente y condenó categóricamente, y ha hecho serias gestiones y enérgicas protestas ante EE.UU.

En el mundo existe una sola China, Taiwán forma parte inalienable del territorio chino, y el Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China. Esto ha sido claramente reconocido por la Resolución 2758 de 1971 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. A partir de la fundación de la República Popular China en 1949, 181 países, incluido Uruguay, han establecido relaciones diplomáticas con China sobre la base del principio de una sola China, consenso universal de la comunidad internacional y norma básica que rige las relaciones internacionales.

Defender resueltamente la soberanía nacional y la integridad territorial es la firme voluntad de los más de 1.400 millones de chinos. Ningún país, fuerza o individuo debería desestimar la firme determinación, la fuerte voluntad y la gran capacidad del gobierno y el pueblo chinos de salvaguardar la soberanía nacional e integridad territorial y materializar la reunificación del país y la revitalización de la nación. China tomará, sin duda alguna, todas las medidas necesarias para defender resueltamente su soberanía nacional e integridad territorial. Todas las consecuencias derivadas de esto han de ser soportadas por EE.UU. y las fuerzas secesionistas por la “independencia de Taiwán”.

Durante el último año, la Asociación Estratégica Uruguay-China ha cobrado un continuo avance. El presidente Lacalle Pou nos honró con su intervención virtual en la Cumbre Global sobre Comercio de Servicios realizada en Beijing. La vicepresidenta de la República y presidenta de la Asamblea General y de la Cámara de Senadores Beatriz Argimón sostuvo una audiencia virtual con el presidente del Parlamento chino Li Zhanshu. El canciller Francisco Bustillo mantuvo una conversación telefónica con su par chino Wang Yi. 

Durante el último año, China sigue perfilándose como el primer socio comercial y el mayor mercado de exportación del Uruguay, el comercio bilateral registró un crecimiento del 59% en 2021, alcanzando los 6500 millones de dólares, un récord histórico contra viento y marea de la pandemia. Los dos países culminaron felizmente el estudio de factibilidad conjunto rumbo a un TLC.

El principio de una sola China constituye el pilar político de los lazos amistosos y de cooperación entre Uruguay y China. A raíz del establecimiento de nuestras relaciones diplomáticas hace cerca de 35 años, Uruguay ha persistido en brindarnos su firme apoyo al principio de una sola China, lo cual se ha convertido en un consenso de los sucesivos gobiernos y los partidos políticos y en una política de Estado. Nos asiste la honda convicción de que, sobre esta base, la Asociación Estratégica Uruguay-China conquistará nuevos avances en beneficio de ambos orientales.

Wang Gang

Embajador de China en Uruguay

1 Comentario

  1. perdon pero creo que los Taiwaneses no son China..asi que no se cual es el problema. Ahh si el problema es la dictadura comunista en China lo olvidaba… Anexando territorios que no les pertenecen? Eso es una invasion en mi lenguaje. No se xq mantenemos relaciones diplomáticas con una dictadura… o sera por el TLC?

Deja una respuesta

Your email address will not be published.