Gargano y Viatri declararon ante el Juzgado, que ordenó una pericia psiquiátrica

Juzgado Viatri Gargano Peñarol
Foto: Alan Aguiar

Este jueves comparecieron ante el Juzgado de Familia Especializado, ubicado en Rondeau y Valparaíso, los jugadores de Peñaorl Lucas Viatri y Walter Gargano. Ambos futbolistas son investigados en el marco de una denuncia de abuso sexual y violencia contra dos mujeres en una fiesta privada organizada por el plantel de primera del club.

Sobre las 13:00 inició la audiencia de los dos jugadores veteranos ante la jueza Lilián Elhorriburu. Tras finalizar esta instancia la magistrada resolvió que los jugadores se sometan a una pericia psicológica.

Previo a la llegada de los jugadores declararon las dos denunciantes, quienes asistieron junto  a su abogada Valentina Díaz. Tras culminar su declaración las tres mujeres se retiraron de la sede del Juzgado sin brindar declaraciones. Al igual que con los jugadores, Elhorriburu determinó que se les aplique una pericia psicológica  las mujeres.

Los exámenes psicológicos tienen relevancia a la hora de determinar si efectivamente las denunciantes fueron sujetas a violencia de género.

Además de los jugadores mencionados, también debió declarar el futbolista retirado Osvaldo Cannobio, padre de Agustín, ex jugador de Peñarol. El actual jugador del Atlético Paranaense no figura dentro de los denunciados, indicó Subrayado, sin embargo, se le menciona en la denuncia.

Los hechos

La Fiscalía de Delito Sexuales a cargo de Maximiliano Sosa recibió una denuncia contra dos jugadores del primer equipo de Peñarol a quienes acusaron de manosear a dos mujeres durante una fiesta ocurrida en marzo.

El incidente tuvo lugar durante una celebración llevada a cabo en un salón de fiestas infantiles ubicado en la zona de Carrasco. El local fue contratado por el plantel con la intención de darles una bienvenida a los nuevos futbolistas.

La fiesta comenzó luego de las 18 horas y unas dos horas después ingresaron al local unas 20 mujeres. Una vez dentro del recinto los  presentes comenzaron a consumir bebidas alcohólicas y ocurrieron daños contra las instalaciones.

El evento terminó pasada la medianoche (cerca de las 3 de la mañana). Los dueños del salón se disgustaron por el deterioro del mismo y reclamaron a los referentes del plantel por ello, basándose en las filmaciones de las cámaras de seguridad del establecimiento.

Dos mozas del local denunciaron ser víctimas de “manoseo” y violencia. De acuerdo con Telemundo, el acusado de las actitudes lascivas fue Viatri, mientras que Gargano sería quien ejerció violencia para que las mujeres no grabaran con sus celulares los hechos.

2 Comentarios

  1. Un par de ordinarios que están convencidos que ser jugador de fútbol los convierte en personajes. Y todavía les van a hacer una pericia siquiátrica.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales