Las conclusiones que dejó la Celeste en sus dos amistosos

Diego Alonso deberá reconstruir la defensa al tiempo que sigue probando otras fórmulas en el resto del equipo.

Tras los amistosos de la Selección Uruguaya ante Irán y Canadá, quedan algunas conclusiones.

El entrenador Diego Alonso perdió un baluarte en defensa como lo era Ronald Araujo. Salvo contratiempos mayores, imprevistos, Giménez y Coates estarán en el Mundial integrando la dupla de zagueros. A Godín lo espera hasta último momento (según dijo Alonso), mientras que Araújo, quien será operado el miércoles en Finlandia por su lesión en el tendón que une el músculo aductor con el fémur de la pierna derecha, podrá integrar el plantel según el tiempo que le demande esa recuperación.

El tiempo de recuperación para esta lesión se estima en un mínimo de dos meses, por lo que es más que probable que Araújo no esté pronto para el Mundial de Catar.

Con este panorama, Alonso debe probar otras opciones en defensa, como Agustín Rogel, que ya jugó ante Irán en lugar del 4 de Barcelona. También probó a Sebastián Cáceres.

En tanto, por derecha jugó Damián Suárez y por el lateral izquierdo Mathías Olivera. En el lateral derecho tiene la opción de Guillermo Varela y en el izquierdo a Matías Viña. También está en el plantel y es opción del DT, Leandro Cabrera.

En el mediocampo Alonso no tiene problemas: Federico Valverde, Mathías Vecino y Rodrigo Bentancur parecen ya titulares indiscutidos. La duda puede estar si a esta línea se suma Facundo Pellistri o Giorgian De Arrascaeta como titulares. También tiene las opciones firmes de Lucas Torreira y Nicolás de la Cruz.

Adelante el DT tiene a Luis Suárez, ahora como capitán (por la ausencia de Godín), y Darwin Núñez. Ambos titulares por el momento. Alonso espera por Edinson Cavani y para estos amistosos llevó a Agustín Canobbio y Diego Rossi como opciones.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna