Sebastián Da Silva: “Veo una asociación lisa y llana entre los gremios y el Frente Amplio”

El legislador nacionalista criticó a la oposición y al presidente de Fancap, Gerardo Rodríguez

Sebastián Da Silva

El senador del Partido Nacional, Sebastián Da Silva, concedió días atrás una entrevista al programa Panorama 1410 – Radio La R, en la que habló acerca de varios temas de actualidad, no solamente de la colectividad política a la que representa, sino también del gobierno de coalición y de la oposición.

En las diversas consultas que recibió, Da Silva respondió a si actualmente el gobierno está transitando por tiempos que lo “favorece”, y si está ante un “viento de cola” que está aprovechando. “En este momento Uruguay es una isla, en América Latina, de libertad económica y política, y cualquier país del continente tiene las mismas posibilidades, porque lo que está pasando hoy es que hay una crisis energética y alimentaria. Entonces, el mundo rico está mirando hacia América Latina. El tema es que hace el continente ante esa mirada. Por lo pronto Argentina hace todo mal. Uruguay hace muchas cosas bien. Entonces, ese viento de cola existe, y nuestro gobierno lo está aprovechando con mucha prudencia, con mensajes claros, con no intervenir en mercados y un derrame de horas récord en la industria y en la construcción. Hay un marco general donde lo estamos aprovechando”.

A su respuesta agregó que “hay otra situación, a mi entender estructural (…), la cantidad en este país de personas que están al borde de la pobreza, o cayendo en la pobreza, y ahí hay pobreza económica, educativa, hay una serie de datos que no son de ahora ni del 1º de marzo del 2020. Eso no lo podemos politizar. Según datos de CERES, antes de asumir al gobierno, entre los que estaban por caerse a la pobreza, y los que no tenían ingresos que los definían como pobres, eran unas 400 mil personas. Es complejo. Ahí es donde tiene que ir el Estado, y no ir a pagar el déficit del portland de Ancap, para que Gerardo Rodríguez (presidente de Fancap) quede contento con su defensa corporativa”.

Consultado sobre si el gobierno no tiene que aplicar políticas “más fuertes” para contrarrestar la pobreza, el legislador respondió que “lo que sucede es que los números son enormes. La asignación de recursos del Mides, observado de frente, de arriba o de abajo, marcan un énfasis enorme a atender esa situación. En esta Rendición de Cuentas todo indica que va a haber un financiamiento para la reforma educativa, es decir, para los gurises que pueden estar en ese contexto pero que haya una educación que los eduque y que los haga poder terminar el liceo. Está el plan de erradicación de los asentamientos, y si se hace una pincelada de a donde va apuntado el esfuerzo estatal, lo que se paga por los impuestos, va hacía ahí. Hay cosas que deberían de haberse visto antes, pero no se vio por la lógica de los hechos. La que usted y yo sufrimos cuando llegó la pandemia. Bueno, el gobierno también la sufrió”. 

Acerca de si le consta que el aumento en el presupuesto de la Rendición de Cuentas para el ejercicio 2023, si le consta que podría ser entre US$ 150 y US$ 200 millones, respondió que “no me consta. La cifra confirmada no la tengo. Me consta el énfasis, pero no la cuantificación”. El senado también tuvo palabras para defender la gestión del Mides. Sobre si esa secretaría de Estado recortó ayudas sociales y planes, expresó que “en el caso del Mides no es así. El Mides tiene un récord de promociones y prestaciones como nunca. Es que nunca tuvo más, y es razonable. Tuvimos una pandemia. Puede gustarle a usted, más o menos, pero acá hay un rato que acá hay que repetir hasta el cansancio, y es que no hay limite para la asignación familiar”. 

Sobre los paros que realizaron la pasada semana sindicatos de empleados públicos, sobre esas medidas, Da Silva dijo que “ellos hace tiempo que están alentando una manija, una desestabilización (…), no son representativos de la clase obrera. Gerardo Rodríguez no es representativo de la clase obrera. Alguien que gana $ 200 mil y no trabaja, que no tiene ningún tipo de dilema o riesgo a la hora de mantener su empleo, porque es inamovible, y que termina proponiendo una reforma constitucional para privatizar el viento y el sol. Él no es representativo de la clase obrera uruguaya. Tiene conciencia de acomodado en una oficina pública. Y es por eso que dice las cosas que dice. No son los problemas de Gerardo Rodríguez los problemas del trabajador común y corriente”.

“Va a haber mayor conflictividad. Principalmente en gremios poderosos, los que tienen recursos como para hacer y ser polea de desestabilización de su socio que es el Frente Amplio. Veo una asociación lisa y llana. Es pan con pan, son lo mismo. Lo veo en todas las acciones. Además lo expresa la intersocial en esto y lo otro. Para mí hay una coordinación natural. Además, el presidente del Frente Amplio es sindicalista, actúa como tal y habla como tal. Lo único que hace son plataformas reivindicativas, pero nunca una propuesta. Luego, el accionar es el mismo, socavar la confianza del gobierno para tenerlo débil y después llegar al poder. Eso lo tenemos bien claro. Y por eso frente a situaciones insólitas, como puede ser el conflicto de la industria láctea, el Frente Amplio chifla bajito. Es una situación insólita. Hoy le toca a un gremio, mañana a otro, cuando si estuvieran en el gobierno, es un conflicto que no tiene sentido común. Es gente que no ha perdido un solo peso en su capacidad de compra”, concluyó. 

9 Comentarios

  1. Son unos desvergonzados, por no decir otra cosa, con quiees van a estar los obreros, por su{puesto con los que lo tratan mejor. Los cagan de hambre y quieren que los apoyen.Saben que les queda poco.

  2. La verdad que los sindicatos y la izquierda siempre va a tratar que se mantenga esta pobreza el día que la gente se avive realmente de que lo que necesita para progresar son otras herramientas se termina toda esa máquina de acomodos con beneficios ala altura de un senador

    • Bien sabemos que la inteligencia humana es limitada; en cambio, la estupidez no tiene límites. Que los sindicatos quieren la pobreza…entonces por qué pelean lor la suba de salarios, algo contra lo que luchan la derecha, los patrones y los carneros (dicho con todo respeto, mpor supuesto)? Si la izqiuerda quiere la pobreza, cómo es que hubo tanta recuperación salarial en los 15 años de gobierno del FA? Cómo es que en esos 15 años las jubilaciones ajustaron por encima de la inflación y en estos años que lleav la coalición colorinche hubo rebaja de sueldos y jubilaciones (dicho por doña Arbeleche y su jefe Alfie)? Y este muchacho Da Silva (se debe pellizcar porque aún no debe creer que está en el Parlamento) recién descubre que la base de los votantes de ziquierda son los trabajadores? Para los fachos (con todo respeto) está bien que un estanciero o empresario que pone 200.000 U$S en la campaña electoral sea Senador o Diputado (o ponga un testaferro) y está mal que un obrero que junta 60.000 votos a pulmón entre al Parlamento?

  3. El día que los explotadores dejen de acumular riquezas y los explotados puedan vivir dignamente, se terminan las derechas y las izquierdas, pero eso es algo con lo que viviremos.

  4. Que impresionante, que gente mediocre e impresentable como este patotero mentiroso, es evidente que el partido nacional esta mandando a decir b o l u d e c e s e a ineptos como este que hacen cualquier cosa para mantener su sillón parlamentario y un buen salario que pagamos todos los uruguayos

  5. Pero que descubre la moria casan uruguayo, si el FA nace como la expresión política de la clase trabajadora así colo el herrerismo lo es de los terratenientes y sus intereses, habra que escuchar cada cosa de este personaje improvisado y tosco que te garanto a dejado las sillas de las cámaras a la altura de un felpudo

Deja una respuesta

Your email address will not be published.